TELGRAMA… Sobre el Premio Estatal de Periodismo y los ignorantes que trataron de impedirlo.

TELEGRAMA… 7 DE JUNIO DE 2019.- Domingo para leer con mayor detenimiento y es que ahora NO solo se puede considerar al periodismo un trabajo peligroso, sino un trabajo denigrado por muchos analfabetas que aún siendo profesionistas tachan a los comunicadores de chayoteros o entrometidos.
Se les olvida a estos incultos que del quehacer periodístico viven sacando raja contra sus adversarios. 
Y digo incultos a aquellos que por soberbia, ignorancia y hasta frustración atacan la gremio Periodístico.
Incultos a pesar de decirse licenciados, contadores, abogados, alcaldes, diputados y demás.
Por fortuna son menos los ignorantes que dañan a la sociedad prohibiendoles a los periodistas hacer su trabajo que los que valoran este quehacer. 
Inclusive son aquellos que cuando a su favor solicitan las cámaras y los reflectores para exigir a sus contrarios ser atendidos, entonces y luego entonces son derechos de todo mundo la información y libre expresión.
Deben entender que el periodismo y la comunicación es parte de una profesión, un trabajo que debe ser reconocido y bien remunerado, NO comprado ilegalmente. 
Quizá si lo entienden pero se hacen……
Por primera vez Colima encabezó un primer lugar en número de funcionarios ignorantes que estuvieron en contra de otorgar el Premio Estatal de Periodismo.
Fue en el Congreso de Colima como en la alcaldía de Manzanillo donde reinó ese rechazo de reconocer a los comunicadores colimenses.
Tras una fuerte discusión entre los medios y la Legislatura LIX, si era correcto o no entregar este galardón, finalmente se decidió por ley que estaba apegado a derecho, por lo cual terminó entregándose a una veintena de comunicadores.
El asunto también radica hasta donde debemos tener dignidad y en el tema pudimos ver que algunos comunicadores rechazaron ser nombrados o simplemente no acudieron a recibir su papel y moneda a estas dos instituciones.
En el caso de Manzanillo fue en grupo completo el que desdeño la Presea acción de quienes NO aceptaron el Premio Estatal de Periodismo se debió a la constante crítica y ataques en contra.
Para los comunicadores se deja el sabor de boca amargo. No se nos puede galardonar cuando estamos siendo atacados.
En hora buena por aquellos que recibieron el premio este año, de nuestra parte reconocemos hasta el más simple trabajo periodístico siempre y cuando este apegado a la veracidad.
Muy notorio y por primera vez, las expresiones verbales y físicas de los premiados fueron mas débiles.
Diremos que el pasado 7 de junio de 2019, decidió la ignorancia de aquellos que creen componer el país con ataques a la PRENSA, se les olvida que sus puestos son pasajeros.
Finalmente, ya lo exprese en otro TELEGRAMA… El mayor reconocimiento es aquel que la sociedad a nos hace sin darnos un premio.

MAC. Un saludo en esta ocasión escribo desde Colima Capital.. Sigamos informando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *