TELEGRAMA…“Ley Ingrid” Mordaza y Atentado a la Libertad de Expresión.

 

TELEGRAMA… Por Miguel Atanacio Cárdenas

*Gremios periodísticos manifiestan su rechazo y exigen ante la CDHEC, acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)

Colima Col.- “Ley Ingrid” adicionada en el artículo 240 bis al Código Penal del Estado de Colima se convierte en “mordaza y atentado a la libertad de expresión y libertad de prensa” para quienes intente cubrir hechos delictivos que ocurran en el estado de Colima.

Dicha adición 240 bis establece “Al que indebidamente difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remita, distribuya, videograbe, audiograbe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios, videos o documentos del lugar de los hechos o del hallazgo, indicios, evidencias, objetos o instrumentos relacionados con un hecho que la Ley señale como delito, se hará acreedor a una pena de tres a seis años de prisión y una multa por un importe equivalente de cincuenta a cien veces el valor diario de la unidad de medida y actualización”.

Ante la entrada en vigor de esta adición al artículo 240 bis, el gremio
periodístico colimense presento una queja ante la CDHEC, que preside el Doctor Sabino Hermilo Flores Arias, con lo que promueve una acción de
inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)

Hasta la sede de CDHEC, llegaron comunicadores de todos el estado
encabezados por dirigentes e integrantes de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C. (Fapermex), Club de Reporteros de Colima, A.C., Club Primera Plana Capítulo Colima y la Comisión General Para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico (COPIP).

Los comunicadores estuvieron acompañados de abogados penalistas de la entidad, en calidad de testigos y apoyando la acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)

En la voz de los comunicadores estuvo el Periodista y Presidente de la Fapermex, Juan Ramón Negrete Jiménez, quien considero que esta Ley es  “una ley mordaza que censura la labor periodística y, por la manera en que está redactado, nos está dejando en un estado de indefensión ante cualquier autoridad”.

Agrego que su ambigüedad, deja abierta la posibilidad de que acción de la policía u otra autoridad ordene la detención de comunicadores y periodistas que estén llevando a cabo su trabajo ante una escena en que se haya cometido un delito.

No obstante que podría considerarse una severa violación a la libre
expresión y difusión de los periodistas, esto podría alcanzar a la ciudadanía que en repetidas ocasiones se convierten en reporteros improvisados al trasmitir con la cámara de un celular.

Es necesario el retroceso en esta desiciones unilaterales que sin duda
dañaran tanto la comunidad periodística y la ciudadanía en general al afectarse también los artículos 1º, 2º, fracciones III y IV, 5º, 6º, 7º, 8º, 14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Es primordial que la ciudadanía goce de estos derechos establecidos en la constitución dela República y del Estado, ya que se lesionan dichos artículos negando a la a la población estar enterada de lo que ocurre en su entorno, y que a la vez participe en saber los riesgos a los que se está expuesto.

Mac. Un saludo en esta ocasión escribo desde Colima Capital, con un sabor amargo por las desiciones tomadas en recintos legislativos donde se legisla y vota viseralmente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *